Garantía de accidentes personales

Accidentes personales de los ocupantes

Al contratar la garantía de accidentes personales de los ocupantes, la compañía aseguradora se obliga al pago de las prestaciones por lesiones corporales al contratante y a todas las personas aseguradas transportadas a título gratuito con su autorización, miembro o no de su familia, mientras se encuentre a bordo de la embarcación, esté siendo remolcada y/o en el momento de embarque o desembarque, siempre que el número de estas sea igual o inferior al máximo autorizado para la embarcación. Este dato constará en el certificado de navegabilidad de la embarcación.

Esta garantía cubre:

  • Muerte
  • Invalidez permanente
  • Los gastos de asistencia médico-farmacéutica y hospitalaria

En esta garantía tendrá calidad de beneficiario, aparte del asegurado, la persona que ha de recibir la suma garantizada en caso de muerte de un asegurado. A petición de los beneficiarios, la compañía establece la posibilidad de que éstos puedan disponer de un anticipo a cuenta de la indemnización debida de hasta 1.202,03€ en caso de muerte por accidente, para atender los gastos derivados del fallecimiento.

A efectos de esta garantía se entiende por accidente la lesión corporal derivada de una acción súbita, violenta y externa, producida contra la voluntad del asegurado.

También se considerarán como accidentes a efectos del seguro:

  • La asfixia o lesiones internas a consecuencia de la inhalación de gases o vapores, inmersión a pulmón libre o ingestión por error de productos tóxicos o corrosivos
  • Las infecciones derivadas de un accidente cubierto por póliza

Muerte: el fallecimiento del asegurado en el plazo de un año desde la fecha del accidente y como consecuencia del mismo. Se considerarán beneficiarios el cónyuge del asegurado y, en su defecto, los hijos del asegurado, por partes iguales. A falta de todos ellos, lo serán los herederos legales del asegurado.

Invalidez permanente: las pérdidas anatómicas o funcionales irreversibles, sufridas por el asegurado y manifestadas en el plazo de un año desde la fecha del accidente y como consecuencia del mismo.

La determinación del grado de invalidez se ajustará a las reglas siguientes:

  • El grado de invalidez se fijará, en todo caso, sin tener en cuenta la profesión del asegurado
  • Los grados de invalidez se expresan en porcentajes respecto a la invalidez total,  liquidándose siempre en función del pertinente dictamen médico


Asistencia médico-farmacéutica: la compañía hará efectivos los gastos de asistencia sanitaria del asegurado o asegurados durante el plazo máximo de un año a contar desde la fecha en que ocurrió el accidente, con arreglo a las siguientes normas:

  • Todos aquellos gastos necesarios y justificados a que diera lugar la asistencia facultativa del asegurado o asegurados, con médicos y clínicas a libre elección de los mismos y con inclusión, además, de los gastos médico-quirúrgicos, los farmacéuticos y los de hospitalización si los hubiese, entendiéndose por tales gastos de hospitalización el precio de habitación y manutención sin extras del centro sanitario
  • Gastos que, con carácter inmediato al accidente, ocasione el traslado del asegurado hasta el centro asistencial más próximo y, asimismo, si bien con la previa conformidad escrita de la compañía, los de desplazamiento del propio asegurado por medios habituales de transporte cuando la asistencia a éste tenga que ser ineludiblemente en lugar distinto al de su residencia
  • Adquisición e implantación de la primera prótesis ortopédica, dental, óptica o acústica que necesite la persona asegurada por prescripción facultativa, hasta un máximo de 300,51€
  • Alquiler o compra de elementos auxiliares tales como muletas, sillas de ruedas y análogos que deba utilizar la persona asegurada por prescripción.

Esta garantía de accidentes a la tripulación, es obligatoria para embarcaciones dedicadas al alquiler con y sin tripulación profesional.

Block [footer2] not found!