5 Consejos para asegurar nuestra embarcación de recreo. Seguro embarcación.

 

Ahora que se aproximan las fechas en la que la mayoría de propietarios de embarcaciones de recreo utilizan sus barcos, hemos creído conveniente hacer un pequeño listado con las coberturas que bajo nuestro punto de vista, como mínimo deberían estar incluidas en su seguro de embarcaciones de recreo.

1. Seguro obligatorio de responsabilidad civil; RD607/1999 de 16 de Abril.

Es el mínimo necesario para cumplir con la Ley y por lo tanto evitar ser multado. Este seguro para embarcaciones cubre un capital de 336.567€, dividido en 240.000€ para daños personales y 96.567€ para daños personales.

Hay que tener en cuenta que, este seguro, solo cubre a la embarcación de recreo mientras está a flote. Por lo tanto no servirá mientras la embarcación esté varada en tierra o sea transportada por carretera.

2. Seguro para embarcaciones de Responsabilidad civil voluntaria:

La mayoría de compañías de seguros que comercializan  seguros de embarcaciones de recreo en España, está ofreciendo a sus asegurados la posibilidad de contratar un seguro voluntario de responsabilidad civil. De este modo conseguimos una cobertura con un capital superior, sobre todo teniendo en cuenta que el límite establecido en el seguro obligatorio para embarcaciones únicamente cubre 96.567€ para daños materiales. Además, también estaremos asegurados, mientras la embarcación esté varada en tierra o durante su transporte por carretera.

Desde Septiembre de 2014, hemos de contar con una cobertura de seguro de responsabilidad civil por contaminación accidental, para cumplir con la nueva Ley de Navegación marítima, Ley 14/2014.

Pudiendo obtener cobertura adicional durante la participación en regatas o en competiciones deportivas (siempre comunicándolo a nuestra compañía aseguradora y pagando la sobreprima que corresponda).

3. Asistencia en el mar:

Las compañías la llaman asistencia en el mar,  asistencia marítima, asistencia a la embarcación... Lo más importante es confirmar que la cobertura que nos están ofreciendo para nuestro seguro náutico corresponda al remolque y salvamento de la embarcación.

A veces, el nombre comercial que dan a la cobertura algunas compañías de seguros, pueden llevar a error y creernos que estamos asegurando el remolque y salvamento de esta, cuando realmente lo que tenemos contratado es un seguro de asistencia en tierra o un seguro de asistencia en viajes a los ocupantes de la embarcación.

4. Remoción de restos de la embarcación:

Otra de las coberturas que yo recomiendo incluir para los seguros de embarcaciones es la remoción de restos. De esta forma, la compañía aseguradora asumirá el coste de reflotar la embarcación en caso de que se hunda dentro del puerto o que quede varada en la costa. Dependiendo de las circunstancias del siniestro, el importe a pagar para retirar los restos de la embarcación del lugar del naufragio puede ser muy elevado.

5. Comprobar que el seguro que hemos contratado corresponda al tipo de embarcación y zona de navegación por el que vamos a utilizar nuestras embarcaciones. El navegar fuera de límites o sin la titulación correspondiente es motivo de exclusión de indemnización en caso de siniestro, un aspecto básico a tener en cuenta antes y después de contratar el seguro para embarcaciones.

Por último, recordad llevar siempre el recibo de pago del seguro junto con la documentación de la embarcación.

Esperamos que este listado os sea útil. Si queréis información adicional, podéis llamarnos por teléfono o enviarnos un correo electrónico.


Saludos cordiales.

 

Alvaro de Falguera

 


Block [footer2] not found!