Coberturas más importantes de tu Seguro de embarcación.

Seguro de Embarcaciones, Port Vell

Los días se alargan, el sol calienta cada día un poquito más, las noches empiezan a ser menos frías… ¿Sabes qué significa eso? ¡Exacto! Ya casi está aquí la primavera. Y con ella, se acercan lentamente las vacaciones de Semana Santa. Si, como tanta gente, te planteas salir a navegar durante esas fechas, empieza a definir tu ruta y, sobre todo, recuerda echarle un vistazo a tu seguro de embarcaciones para comprobar que todo está en orden.

Nada podría ser más engorroso que tener que llamar a tu compañía y descubrir en el peor momento que la póliza vencía antes de lo que pensabas, que no tienes contratada esa garantía que necesitas o que navegando en aguas de tal o cual país no estás cubierto.

Tener un seguro de embarcacioneses importante, ya sea para navegar en Semana Santa o en cualquier otra época del año, pero lo es todavía más si vamos a pasar unos días en alta mar con los amigos o la familia. Por tanto, vamos a ver qué puntos básicos debes tener en cuenta a la hora de renovar tu seguro o incluso de ampliar las garantías que tienes contratadas, ¿vale?

Las coberturas más importantes de un seguro de embarcaciones

Coberturas para una embarcación hay muchas, y compañías de seguros todavía más. Por este motivo es clave que te informes adecuadamente e, incluso, que llames a un corredor de seguros náuticos: escuchará cuáles son tus necesidades y te aconsejará sobre qué tipo de póliza sería la más adecuada para tu barco en función del uso que le des, su antigüedad, de qué barco se trata… En resumen, podrá prepararte un seguro de embarcaciones a tu medida. Suena bien, ¿verdad?

Y es que, como te decíamos, hay muchos tipos de pólizas que puedes contratar, desde lo más básico hasta el seguro más completo en el que estén incluidos todo tipo de detalles: los accesorios, cañas de pescar, equipos de sonido… Veamos qué tipo de garantías son las más importantes y en las que tienes que fijarte más para evitar cualquier sorpresa desagradable durante tus vacaciones:

  • Remolque y salvamento. Esta garantía no tiene por qué estar implícita dentro del seguro: es una cobertura voluntaria y, por tanto, tendrás que solicitarla tú si quieres tener asistencia marítima ante cualquier percance.
  • Remoción de restos. Esta cobertura cubre el reflote del barco en caso de naufragio para retirarlo, ya que la autoridad marítima competente nos puede exigir su retirada. No está incluida al contratar la Responsabilidad Civil, pero sí suele estarlo si contratas un seguro con robo y pérdida total o con daños propios (todo riesgo).
  • Pérdida total de la embarcación. Si contratamos esta garantía, en caso de siniestro total del barco la compañía nos abonará el valor que tenía este antes de sufrir el siniestro.
  • Robo. Como su nombre indica, al contratar esta garantía la compañía nos abonará el capital por el que teníamos asegurada la embarcación.

Como ves, elegir un seguro de embarcaciones no es cosa fácil: hay muchísimas opciones donde escoger y, a veces, querer ahorrarnos unos pocos euros puede suponernos un gran desembolso económico en el caso de tener un accidente. Además, también hay muchas garantías opcionales y seguros complementarios entre los que escoger: de accidentes a los ocupantes, de pesca, de buceo…

¿Qué ámbito de navegación cubre un seguro de embarcaciones?

Este es un factor importantísimo que debemos tener en cuenta: por norma, los seguros náuticos no nos cubren en cualquier mar y a cualquier distancia de la costa. Lo habitual es que nuestro barco esté cubierto en las aguas territoriales españolas y, dependiendo de la compañía, entrará dentro de la póliza la navegación en los mares territoriales de los demás países de la Unión Europea, así como la navegación por las aguas interiores (ríos, pantanos, lagos…).

Según el tipo de seguro de embarcaciones que tengas contratado, podrás tener cubierta la navegación por el litoral español y portugués hasta un máximo de 200 millas de distancia de la costa, la navegación entre la Península y Baleares e, incluso, la navegación costera dentro del mar Mediterráneo.

Si crees que cuando salgas a navegar vas a superar estas distancias o no estás seguro de que los países por los que vayas a pasar entren dentro de las coberturas de la póliza, lo más adecuado es que llames a la compañía o al corredor de seguros para que te informe bien. Por ejemplo, si has planeado una ruta de Semana Santa navegando por la costa africana hasta Nicosia y vas bordeando Israel o Siria… Tal vez la compañía no te cubra.

Así pues, como ya te hemos comentado, lo mejor es plantearte con tiempo si saldrás a navegar en Semana Santa y, si es así, qué rutas harás y qué tipo de coberturas faltan en tu seguro de embarcaciones. Y si necesitas consejo profesional, no lo dudes: ¡llámanos!


Block [footer2] not found!