Contratos, documentación, fichas técnicas, instancias… Muchas veces, la Administración solicita montañas y montañas de papeleo para llevar a cabo el más simple de los trámites, lo que acaba traduciéndose en varias visitas a Capitanía para poder conseguir nuestro objetivo: dar de baja una embarcación, hacer un cambio de propiedad, cambiar la zona de navegación…

Y es que, por pensar que es un servicio que podemos ahorrarnos, tendemos a querer realizar nosotros mismos todos los trámites relacionados con nuestra embarcación y prescindir de la ayuda de una gestoría náutica especializada, que por un precio más que razonable se encargará de llevar a cabo todos los trámites que necesitemos.

Pero lo cierto es que una gestoría náutica en Barcelona puede suponer el ahorro de horas y horas de papeleo que, al final, puede que ni siquiera acabe llegando a buen puerto y que hagan que acabemos en manos de esa misma gestoría a la que no quisimos acudir en primera instancia. Así que, ¿por qué no hacerlo desde el primer momento y ahorrarnos, así, un montón de tiempo perdido que podemos dedicar a otros asuntos?

Para que tengas presente en todos los temas en los que puede ayudarte tener el respaldo de una gestoría náutica en Barcelona, hoy te hemos preparado una lista con los trámites más habituales que suelen realizar este tipo de gestorías especializadas. ¡Vamos a ver!

Los trámites en los que te ayudará tu gestoría náutica en Barcelona

Pese a que el abanico de servicios que lleva a cabo cualquier gestoría náutica de Barcelona es muy amplio, los que suelen llevarse a cabo con mayor frecuencia son los siguientes:

  • Asesoramiento legal. Ante cualquier consulta de carácter      legal, una gestoría náutica especializada te ayudará a resolver todas las      dudas que tengas y se encargará de asesorarte en todo lo que necesites.
  • Matriculaciones en la Lista 6ª y 7ª de recreo. Dependiendo de si vas a usar tu barco con fines particulares o si lo      quieres usar para el alquiler, deberás matricularlo en una u otra lista.
  • Renovación de seguros náuticos. Asesorarte sobre      cuál es el mejor seguro para tu embarcación es una de las funciones clave      de una gestoría náutica, así como llevar a cabo todos los trámites que se      deriven del mismo: renovaciones, gestión de accidentes…
  • Cambios de propiedad. Este es uno de los trámites más comunes      que realiza cualquier gestoría náutica en Barcelona y se deriva,      normalmente, de la compra-venta de una embarcación de recreo, pero también      puede deberse a una herencia o una donación.
  • Cambios de nombre. Si te encanta el barco que acabas de      comprar pero el nombre que le pusieron te parece terrible, tu gestoría      náutica de Barcelona se encargará de tramitar el cambio de nombre sin      problema.
  • Inspecciones marítimas. – ITB de barcos. Cualquier barco de más de 6 metros de eslora debe pasar una revisión      periódica para comprobar su estado: tu gestoría náutica en Barcelona se      encargará de buscar la entidad colaboradora adecuada para llevarla a cabo.
  • Renovación de titulaciones náuticas. Para que tú solo tengas que preocuparte de disfrutar navegando, una      gestoría náutica en Barcelona puede realizar todos los trámites para      renovar tu titulación náutica sin que tú tengas que hacer nada más que      aportar la documentación.
  • Cambios de motor. La gestoría náutica se encargará de      conseguir la autorización para montar y desmontar el motor, certificados      de idoneidad y todo aquello que necesites para cambiar el motor de tu      embarcación sin problemas.

Todos estos trámites requieren realizar diferentes pasos para poder conseguir el objetivo final, y una buena dosis de documentación con la que, probablemente, no estarás familiarizado a no ser que sea un tema que toques con frecuencia. Por este motivo, si no cuentas con el apoyo de una gestoría náutica en Barcelona es probable que tardes bastante más de lo esperado en hacer cada trámite.


Block [footer2] not found!