En caso de sufrir el robo de la embarcación o de sus accesorios, el primer paso es presentar la correspondiente denuncia en comisaría y, a continuación, enviar una copia de la misma ante la compañía aseguradora con la que tenga suscrita la póliza de su seguro náutico o, en caso que proceda, a su mediador profesional titulado (agencias y corredurías oficiales reguladas por la Dirección General de Seguros).

Recopile facturas y si es posible, facilite a su compañía de seguros fotos de los objetos robados.


Block [footer2] not found!