CanalA partir del día 25 de mayo, las embarcaciones de recreo de bandera extranjera podrán entrar en aguas de la Federación Rusa bajo régimen simplificado. Todo ello supone que las embarcaciones de recreo a motor y/o vela que navegan bajo pabellón extranjero podrán utilizar las vías de navegación del interior de Rusia y visitar sus puertos sin necesidad de recibir órdenes de su gobierno.

La nueva normativa fue aprobada el pasado 12 de mayo y ratificada por el primer ministro Dmitry Medvedev; el número de puertos al que se autorizó para su visita asciende a 36, incluyendo Arcángel, Barnaul, Volgogrado, Kazán, Komsomolsk-en-Amur, Novosibirsk, Lensk, Nizhny Nóvgorod, Novosibirsk, Omsk, Petrozavodsk, Samara, San Petersburgo, Tver, Jabárovsk, Yaroslavl y los puertos de Moscú.

Además, el gobierno aprobó una lista de vías interiores abiertas a la navegación de buques con bandera extranjera entre los que se incluye el canal Belomorsko-Baltiyski, que conecta el mar Blanco con el mar Báltico, una parte del lago Onega, el río Neva de San Petersburgo a Shlisselburg, el lago Ladoga, el Canal de Moscú, el embalse de Rybinsk, el canal Volga-Don, así como grandes áreas de los ríos Volga, Kama, Nieman, Don, Irtysh, Obi, Yeniséi, Lena y Amur.

Se abre así una puerta más al turismo. Ya no hay excusa para no contratar un seguro náutico, soltar amarres de nuestras embarcaciones de recreo y navegar por zonas que hasta el momento quedaban restringidas, o notablemente obstaculizadas, para nuestras embarcaciones y para la navegación de recreo en general.

Fuente de la noticia: BuenaRusia


Block [footer2] not found!